Logo Futurea

Cuando la gente me pregunta que para que sirve futurea, a veces me da por contestar: Evita rupturas amorosas. La gente suele quedar sorprendida, hasta que les explico la relación amorosa que las personas guardamos con nuestra titulación a lo largo de la vida.

Hace un tiempo escribí un post en concreto sobre la primera fase en la que entramos cuando escogemos nuestros estudios profesionales: enamoramiento. Esta solía ser una fase pasional, en la que nuestra elección de aquello que va a ser nuestro futuro no tenía peros. Esa imagen al fondo de nuestro futuro camino, clara y brillante como el día, no tenía defectos aparentes para dejar de ser “atractiva”.

No obstante, no todo es siempre como esperamos, ¿no? Entonces puede pasarnos como mi hermana dice cuando una relación sentimental no le cuaja: me ha salido rana. Pero vamos a ir por partes, y vamos a preguntarnos una cosa:

¿Cómo podemos saber si nos encontramos en la fase de crisis con lo que estudiamos?

Cuando una persona no ha obtenido los resultados profesionales en sus primeros contactos con la empresa, o pasado un tiempo desde que finalizó sus estudios, empieza a preguntarse si lo que ha fallado es la elección de su formación, de su título profesional. Cuando esto ocurre los síntomas suelen ir por el lado de empezar a plantearnos ciertas dudas de si es lo que “en realidad necesitamos”, si no nos hemos equivocado, si hemos elegido aceleradamente, y un sin fin de pensamientos que empiezan a hacer temblar los fuertes cimientos que pesaban y fundaban nuestras razones, en el momento que elegimos qué estudiar. Ahora ya no nos gusta tanto encontrarnos con el vecino de la escalera, porque no sabemos que le vamos a contar. ¿Acaso vamos a reconocer que nos equivocamos de elección? ¿Acaso vamos a reconocer que pasados unos años no hemos encontrado una salida profesional?

Con nuestros padres y madres sucede lo mismo que con nuestros vecinos. En la fase de enamoramiento NO HABÍA NADIE que pudiera poner en duda que era la elección acertada, y no parábamos de hablar de ello con todo el mundo. Ahora no hablamos tanto, y nuestros queridos parientes lo saben, por eso llegan mama o papa un día y llevan al lado oscuro tu ira con una  frase: “hijo/a, ya te lo avisé, mira que te lo dije”.

Esta fase ya es menos emocional  que la de enamoramiento, e influyen menos en nosotros las creencias e influencias acumuladas en la infancia y asentadas en el inconsciente. Se incrementa el nivel de consciencia, se van rompiendo falsos mitos, y se inicia la responsabilidad de la decisión tomada cuando se van evaluando las consecuencias. En esta segunda fase hay más información que en la fase previa, y ya se va teniendo contacto con el mundo laboral, de ahí que nos afecte el contraste con las expectativas. Pero no nos equivoquemos, no es el contexto el que no cumple ahora las expectativas, es que ha sido de una forma pero no nos interesó en el pasado.

Esta fase surge cuando no hemos trabajado bien el primer nivel de nuestra pirámide, el de información, ni el segundo nivel, el de seguridad. Es decir, de aquello que elegimos sabemos poco, y encima no estábamos seguros de que fuera cierto o incierto. Lo malo de este periodo es que surgen emociones como la tristeza, la culpa, el arrepentimiento y si no se sale pronto, la frustración e indefensión. Estos dos últimos procesos nos conducen a estados estáticos, donde es muy difícil que por nosotros mismos rompamos con lo que nos envuelve: un entorno que genera pocas posibilidades porque está afectado por una atención que ya no prestamos, porque ya no es tan “atractiva” esta relación.

En la próxima entrada sobre La relación con el título profesional hablaremos del final de la relación, y os contaremos algunos secretos para no entrar en ninguna de estas fases y perdurar en la primera. Mientras si quieres te ayudamos a que mantengas “la llama de la pasión encendida” ¿futureas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú
error: Content is protected !!