Logo Futurea

Por Sergio Linares

Existe una tendencia creciente a tratar de predecir qué es lo que ocurrirá en el futuro. Tendencias del mercado laboral, consumo, preferencias, gustos… Es la era de la información y Big Data es la consecuencia de una estrategia centrada en el cliente, que nos lleva a una velocidad de vértigo. Las empresas que son capaces de sintetizar y usar la información útil para sus objetivos estratégicos, tienen una ventaja competitiva respecto al resto y, por tanto, son potencialmente creadoras de empleo y les importa tener gente con talento.

La fuente que alimenta esta base de datos inmensa es la que generamos cada uno de nosotros. Casi 3.000 millones de seres humanos estamos conectados a la red. En 2014, cada día se enviaron más de 196.000 millones de correos electrónicos. Las videollamadas como Skype hacen que esté transformándose nuestra forma de comunicarnos, de investigar, de relacionarnos socialmente, de compartir, cooperar y comerciar.

En la actualidad los usuarios de la red son personas muy activas y con mucho talento.

El consumidor

En la década de los noventa el consumidor era pasivo de los contenidos webs, ahora los usuarios contribuimos y cooperamos directamente, compartimos fotografías, vídeos, presentaciones, artículos, diapositivas. La relación entre el mundo on-line y off-line tiende a reducirse más y más. Encontramos nuevas y mejores formas de compartir en conocimiento.

El poder está en manos del consumidor que hace uso de las redes sociales. Interactuamos constantemente y está interacción queda registrada, es la fuente que abastece toda empresa para hacernos llegar productos o servicios que se adecuan a nuestro perfil como consumidor.

¿Y qué decir de la educación?

Las escuelas de aprendizaje híbrido donde la formación on-line está ya combinada con la formación presencial, tiende a incrementarse debido a la necesidad de un aprendizaje y rendimiento personalizado. ¿Futureamos?

Como ejemplo de lo dicho, ¿imagináis imprimiros vuestra propia casa? Esto ya es una realidad con Wikihouse, una comunidad de Internet que diseñó una casa que podía imprimirse por menos de 50.000 euros. Esto, sin duda alguna, deja claro que lo artesanal estará cada vez más presente y que la clave del éxito será encontrar el equilibrio entre ambas.

Por eso no cabe duda que dentro de cinco años tendremos profesiones que hoy no existen y la tendencia es incesante. Será importante que todos aprendan a ser profesionales vocacionales, para resolver los problemas de otros con honradez, honestidad e integridad, dejando a un lado el afán de protagonismo.

Hay que aprender a ser un profesional con talento para el futuro.El futuro del talento

Ser un profesional del futuro no consistirá sólo en saber mucho y asimilar lo aprendido; requerirá la capacidad y contar con los recursos para aplicar los conocimientos para ayudar a otros y se esperará que tus conocimientos estén continuamente actualizados.

¿Agotador? Tranquilo, los cambios serán progresivos, de la noche a la mañana no tendremos coches volando, serán constantes e irán apareciendo cada día en nuestro entorno. Observa a tu alrededor y date cuenta de los que los cambios se van produciendo en la medida que los vamos incluyendo en nuestra vida cotidiana.

No es necesario viajar al futuro para comprobar que hoy en día se valora a un profesional en la medida que sea capaz de resolver problemas, de su madurez mental, de ser congruente entre lo que dice y hace, de saber controlar sus emociones, de trabajar por el bien común.

Damos un paso más allá advirtiendo que la elección de trabajar en una empresa u otra ya no depende tanto de la empresa, sino que la persona que ha sido capaz de identificar sus talentos, cree en ellos y los pone al servicio de los demás. Es ahora responsable de elegir dónde y con quién quiere trabajar. El dinero tiende a dejar de ser el factor decisivo y la motivación, los incentivos sociales, el valor de la marca determinará la elección.

Los profesionales y las profesiones del futuro son apasionantes y será necesario mantenerse curioso para navegar en un futuro lleno de posibilidades humanas. ¿Te atreves a futurear?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú
error: Content is protected !!