Logo Futurea

Por Margarita Morales

Estela Brugada forma parte del equipo de Futurea. Ella es formadora, orientadora y coordinadora del Programa Futurea Expert y en esta entrevista nos cuenta del trabajo que desarrolla en la organización, donde, en parte, diseña materiales para las formaciones y orientaciones, así como otro tipo de contenidos que son de apoyo para trabajar en escuelas, institutos o universidades.

¿Cuál es tu perfil profesional?

Licenciada en Psicología, con formación en coaching, inteligencia emocional y Programación Neurolingüística. Mi experiencia laboral empezó en el mundo de Recursos Humanos, en el ámbito de la selección y formación y actualmente llevo más de tres años trabajando con orientación laboral de diferentes perfiles.

¿Qué labor desempeñas en Futurea?

Mi labor dentro de Futurea es orientadora-futureadora. Realizando procesos de orientación y diseñando materiales para las orientaciones, formaciones y materiales de apoyo.

¿Qué es lo más te gusta de Futurea?

Lo que más me gusta es su enfoque innovador en el ámbito de la orientación, sólo por el hecho de aplicar a la orientación temas de coaching, inteligencia emocional e inteligencia ejecutiva, y porque además contempla la orientación desde tres vertientes: la dimensión personal, la formativa y la laboral.

Normalmente, ante cualquier proceso de formación se entra de lleno a analizar las características de las personas, sus competencias, su formación, experiencia laboral, etc., pero sólo aquellas dimensiones que tienen que ver con la parte más profesional del sujeto, dejando muy de lado la parte personal.

Futurea empieza cualquier orientación contemplando primero la parte personal de ese sujeto, sus pensamientos, sus creencias, sus apoyos y limitaciones en su círculo más cercano y se le da herramientas para que pueda lidiar con ellos.

Como psicóloga me encanta esta aproximación, pero además, como orientadora, he podido comprobar que la mayoría de nuestras limitaciones vienen de nuestro entorno más cercano y de nosotros mismos, por eso me parece que un enfoque que trata antes que ningún otro aspecto estas cuestiones, es un enfoque que sólo puede llevar a éxitos.

¿Crees que hoy en día los jóvenes saben buscar empleo?

Personalmente creo que no, pero igual que no sabía buscar yo cuando me puse en su día. Creo que desde las escuelas, institutos y universidades debería hacerse mucho más hincapié en la orientación. En mi trabajo, a diario, una de mis funciones como orientadora es explicarle a una persona con una titulación X las diferentes salidas laborales que tiene tras haber terminado su formación. Este tipo de cosas, para mí, deberían venir de serie, es decir, que antes de terminar tu formación sepas qué caminos puedes tomar. Y como decía, a diario me encuentro con la situación contraria.

Además de ello, el tema de la búsqueda de empleo ha avanzado muchísimo con la entrada de las redes sociales, los portales de empleo, etc., y no tenemos una asignatura que se llame “aprende a buscar trabajo hoy”, que vaya variando los contenidos con la rapidez que lo hace el mercado laboral, y aunque, por ejemplo, en la formación profesional sí que tienen una asignatura FOL (Formación y Orientación Laboral). El temario es tan extenso que pocas veces llega a tocar en profundidad ciertos temas como para proporcionar al joven una información adecuada a lo que es la búsqueda de trabajo actual; aunque como todo, esto también depende mucho del profesor.

Los jóvenes con los que yo suelo trabajar tienen una base en orientación laboral, pero necesitan profundizar mucho más para poder sacarle partido a la base con la que vienen. En ejemplos reales, cualquier joven de hoy en día sabe hacer un currículum, pero no sabe adaptarlo según al tipo de oferta a la que vaya. Saben que existen los portales de empleo, pero no sabe que existen portales de empleo sectoriales. Tienen redes sociales, incluso Linkedin, pero no saben usarlo para sacarle partido a las redes.

Así que, aunque la base de la que parten no es mala, siguen necesitando orientación laboral para poder sacarle partido a los conocimientos que ya tienen, y sin este paso, y con la gran competencia a la que se enfrentan, es muy difícil que alcancen el éxito profesional, por este motivo me parece que los servicios de orientación siguen siendo fundamentales y recomendables.

¿Qué aspectos cambiarías en el proceso de búsqueda de empleo?

Lo que cambiaría es la manera de acceder a la información. Actualmente hay tantísima información sobre tantas cosas vinculadas al empleo, que se produce la infoxicación. Es decir, llega un momento en el que si lees dos opiniones contradictorias sobre el mismo aspecto ¿a quién haces caso?

Este es el problema, que veo en muchas de las personas que atiendo, que leen, buscan información y llegan a conclusiones contrarias. Creo que habría que empezar a estandarizar ciertos procedimientos en la orientación para no confundir tanto a los usuarios.

Esta es una difícil cuestión, debido a que cada persona es un mundo y no hay estándares en este sentido, pero bajo mi punto de vista, el hecho de que todos los que nos dedicamos a la orientación tratáramos de mantenernos informados, actualizados y recibiéramos formaciones innovadoras al respecto, ayudaría mucho a nuestros usuarios y nos haría mejorar como profesionales, ayudando así a todo aquel que se enfrente a un proceso de búsqueda de empleo.

¿Cómo crees que se pueda mejorar la labor de la orientación profesional?

Creo que esta pregunta va muy ligada con la anterior, principalmente con una responsabilidad del profesional.
Nuestros consejos y orientaciones, de alguna manera, determinan las decisiones que toman las personas que acuden a nosotros. Por lo que cada vez que realizo una orientación soy muy consciente de que de alguna manera estoy influyendo en esa vida, y trato de hacerlo siempre con responsabilidad, primero no imponiendo nada, segundo, haciendo ver a la persona que es él/ella quien debe tomar la decisión y no yo.

Esta cuestión la aplico, sobre todo, en orientaciones vocacionales, en este punto procuro que la persona se responsabilice de las decisiones haciéndole ver que va a tomar una decisión para toda su vida, porque va a tener que estar muchos años trabajando. En tercer lugar me muestro a su disposición cada vez que necesite algo, como una acompañante en su camino, dure lo que dure, trato de empatizar mucho con la persona que acude a mi, recordando los primero días tras terminar la carrera y lo perdida que iba, el miedo a tomar las decisiones importantes sobre qué estudiar etc., y finalmente procuro mantenerme actualizada lo máximo que mi tiempo me lo permite, asistiendo a formaciones, leyendo artículos, realizando cursos, y leyendo.

Creo que el hecho de que cualquier profesional se dedique a la orientación o no y tome conciencia de la responsabilidad de su trabajo, nos haría a todos mucho mejores profesionales y contribuiría a mejorar cualquier proceso.

Puedes compartir tres consejos para los jóvenes que empiezan a buscar empleo

  • Piensa en ti ¿Qué te gusta hacer? ¿Qué se te da bien? ¿Dónde te imaginas trabajando?
  • No va a ser un camino fácil, eso tienes que saberlo, pero va a ser uno de tus mayores logros, aprende durante todo el proceso, busca ayuda u orientación cuando te encuentres perdido y disfruta del éxito.
  • No hagas lo que hace todo el mundo, diferénciate en todo lo que puedas, y antes de creerte todo lo que te digan, recapacita sobre quién te lo dice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú
error: Content is protected !!