Logo Futurea

Por Jose Gil

“El expediente académico no sirve para nada” .

Esta frase es lo que afirmaba Laszlo Bock, vicepresidente de Recursos Humanos de Google, en una entrevista en el New York Times. Ante semejante afirmación habría que preguntarse, entonces, ¿Qué es lo más importante si buscamos nuestro primer empleo donde creemos que el expediente es lo más importante? ¿cuál es el futuro de los procesos de selección?

Para responder a esta pregunta creo conveniente hacer un repaso a los procesos de selección. Así, según el citado artículo, los procesos de selección que se centran en los expedientes académicos principalmente son poco útiles, como criterio de contratación. Durante años la compañía Google ha sido famosa por pedir a sus candidatos un brillante expediente académico y realizar test donde demostrar las capacidades para acceder a un puesto de trabajo.

Se vio que a pesar de los resultados obtenidos en estas pruebas, a pesar de las altas puntuaciones, estos profesionales no era los que aportaban más valor al puesto de trabajo. Según las observaciones realizadas por las revisiones en Google, la desconexión existente entre lo que se enseña en la universidad y el trabajo que se realiza en la compañía no sirven como criterio válido. En este sentido, el criterio del expediente académico y las pruebas de realización de test, como se evidencia en esta compañía, no son adecuados para las necesidades actuales. Estos procesos de selección, por tanto, pertenecerían a una forma de actuar más propia de hace unos años en donde en nuestro país y muchos otros vivíamos en la tendencia de la “Titulitis”.

Actualmente, los procesos de selección siguen un protocolo similar, y si que es cierto que cómo primer filtro  pueden tener en cuenta el expediente o la formación. Pero si buscas un primer empleo, no pienses que no sirve para nada, pero si te decimos algo: las competencias que demuestres son mucho más importantes. Muchas empresas además que quejan de que el principal problema de estos procesos de selección radica en la alta tasa de fracasos una vez el candidato accede al puesto de trabajo, y descubren que pese a haber sido una persona muy “estudiosa o cumplidora”, no tiene las competencias que ellos necesitan. En este caso existe un gap entre la formación académica y la aplicación al puesto de trabajo.

¿Qué buscan las empresas?

Las empresas buscan perfiles que se adapten a los puestos de trabajo y sean capaces de solucionar problemas y actuar ante situaciones complicadas buscando alternativas diferentes, para ello, es crítico el trabajo en equipo, entre otras competencias. En resumen, el presente y el futuro de los procesos de selección se centrará en valorar los comportamientos del candidato para contestar a determinadas cuestiones que tengan relación con las funciones del puesto de trabajo y, así, determinar el potencial del candidato en base a sus comportamientos.

Entraríamos, así, en la realización de un nuevo modelo de entrevistas con un modelo de selección por competencias, como afirma Laszlo Bock, vicepresidente de recursos humanos en Google, “lo que funciona bien son las entrevistas estructuradas, donde se tienen unos criterios establecidos de antemano para evaluar a personas, sin dejar que el entrevistador saque su propia conclusión”. La selección por competencias es un modelo reconocido que sirve para alinear el personal a los objetivos estratégicos de la organización. Las características que una persona tiene en relación con su desempeño efectivo y/o superior. Estos resultados en el desempeño se expresan en comportamientos específicos.

¿Y cómo demostrar tus competencias en una entrevista?

Para empezar haz estas cosas tan sencillas:

  • Piensa en comportamientos o competencias que consideres importantes en el trabajo que buscas. Si no las  sabes, mira en las ofertas lo que están solicitando o utiliza el sentido común. También puedes pensar si fueras encargado o jefe de ti mismo, qué considerarías importante.
  • Una vez tengas el listado, piensa en situaciones de tu vida personal y profesional que hayas desarrollado   comportamientos de ese tipo.
  • Estructúralo o piensa en qué momento de una entrevista lo comunicarías y cómo.
  • Escribe o define las frases que utilizarías para expresarlo: NO IMPROVISES. En todas las entrevistas improvisamos, pero es mucho mejor la “Improvisación preparada” que la que no lo es.

Para estar alineados con todo este proceso de selección, en Futurea puedes realizar varias simulaciones reales de entrevista, para trabajar los puntos a mejorar y ampliar tus posibilidades de ser el candidato seleccionado. No basta con que tengas ciertas competencias, sino que además es importante que conozcas el perfil competencial de los puestos a los que aspiras, y sepas mostrar que tú tienes esa actitud, esas habilidades y esos conocimientos. Utilizamos la metodología de la entrevista por competencias para que estés preparado para los procesos de selección que se llevan a cabo actualmente.

¿Futureas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú
error: Content is protected !!