Logo Futurea

En la pasada entrada hablamos sobre El Cerebro Completo de Ned Herrmann, y sus estilos o preferencias de pensamiento. Esta vez vamos a ver como podemos aplicar este modelo a nosotros mismos, o a otras personas con las que deseamos mejorar nuestra forma de enseñar o desarrollar. Si te dedicas a estudiar o a buscar trabajo, es sumamente importante conocer cómo podemos llegar a ser más creativos, en que preferencias debemos movernos más. La creatividad mueve y conecta recursos, por lo que siempre será positivo enriquecer el acto, y llevarlo a “acto creativo”

Se le conoce como Test de Creatividad y Herrmann lo creó debido a su profundo interés personal en la localización de la fuente de la creatividad. Además de tener un potencial de aplicación enorme, en la actualidad ha demostrado su validez en una amplia variedad de aplicaciones desde el enriquecimiento de tareas, integración de grupos de trabajo, enseñanza, creatividad, metacognición y autoconocimiento.

Recordemos algunos principios antes:

  • Según este modelo el cerebro humano se divide en cuatro hemisferios o cuadrantes.
  • Todos los seres humanos nacemos con una tendencia hemisférica y desarrollamos personalidad, elegimos pareja y profesión de acuerdo a esta tendencia.
  • El medio, la educación y la experiencia influye para trabajar la parte del cerebro que no tiene tendencia natural.

Esta es una herramienta para detectar el perfil de personalidad según el uso y desarrollo de los hemisferios en tres niveles de comportamiento del ser humano: PENSAMIENTO, ACCIÓN y SENTIMIENTO.

¿Cómo lo vamos llevar a cabo?

A continuación se presenta una lista con 16 elementos de trabajo. De lo que se trata es de que después de leer todas estas opciones, elijas 8 con los cuales te sientas más identificado. Procura distinguir tú esencia, algo que te define por naturaleza, no solo lo que has aprendido:

  • Ser analítico
  • Ser administrativo
  • Conceptualizar
  • Expresar ideas con facilidad
  • Integrar conceptos
  • Escribir con fluidez
  • Facilitar lo técnico y manual
  • Ejecutar
  • Planear
  • Manejar relaciones interpersonales
  • Habilidad para resolver problemas
  • Ser innovador
  • Facilidad para aprender y enseñar
  • Ser organizado
  • Manejar aspectos creativos
  • Manejar áreas financieras

Una vez que tienes ya tu lista, el segundo paso es elegir nuevamente de entre los 8 conceptos, solamente 4, aquellos donde realmente te identificas plenamente. Una vez que definiste los 4 conceptos, estos corresponden a un color. Echa un vistazo y a continuación y sabrás cuál es el hemisferio del cerebro que te rige, para eso busca en tu color y descubre cuan interesante es tu personalidad.

Estos son los resultados que corresponden a cada grupo de 4 conceptos, el color que le corresponde y su respectiva explicación.

VERDE (Hemisferio Inferior Izquierdo)

– Ejecutar
– Planear
– Organizar
-Administrativo

Personas planeadoras, organizadas. Gente que “aterriza” los conceptos, que puede “poner en papel” lo que otros sueñan. Tienen la capacidad de concretar acciones fundamentadas en hechos.

AZUL (Hemisferio Superior Izquierdo)

– Ser analítico
– Capacidades técnicas
– Resolución de problemas
– Aspectos financieros

Alta capacidad de análisis, personas que le dedican mucho tiempo al pensamiento, a razonar, entender las causas de las cosas y los efectos de cada unos de sus comportamientos

ROJO (Hemisferio Inferior Derecho)

– Expresar ideas
– Escribir con fluidez
– Relaciones interpersonales
– Enseñar y aprender

Personas que tienen los sentimientos “a flor de piel”. Generalmente actúan conforme a lo que sienten sin analizar mucho la situación. Parte del hecho de la emocionalidad para después razonar la situación.

AMARILLO (Hemisferio Superior Derecho).

– Conceptualizar
– Integrar
– Innovar
– Aspectos creativos

Personas soñadoras, creativas que encuentran soluciones rápidas a los problemas, busca alternativas por diversos caminos. La persona amarilla tiene muchas ideas pero le cuesta trabajo concretarlas.

Particularmente hay quien sostiene cierta antipatía contra cualquier tipo de test que “etiquete” a las personas. Desde mi punto de vista, la educación y la orientación deben medir de alguna forma los estilos de pensamiento, para conocer cómo aprende cada uno, que tipo de estímulos podemos utilizar en cada caso, para lograr que una persona se acerque al descubrimiento, al conocimiento, o a la nueva experiencia en última fase. Los sombreros de Edward Bono, los modelos de aprendizaje de McCarthy y Kolb son mas aproximaciones que giran en torno a la misma necesidad: necesitamos adaptar nuestra forma de educar y orientar a cada persona, y si es un grupo, adaptarnos al conjunto. Y no solo eso, cuanto más sepamos como pensamos, o hacia qué estilos solemos tender, mejor podremos adaptarnos a las nuevas situaciones que nos plantee la realidad.

¿Qué te parece?

Entrada anterior
El cerebro total
Entrada siguiente
El aprendizaje informal

No results found

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú
error: Content is protected !!