Logo Futurea

En mi afán por descubrir los entresijos de la mejor orientación, no puedo evitar prestar atención a estudios e investigaciones sobre cómo funcionamos, o mejor dicho cómo funciona nuestro cerebro, el “director de orquesta”. Una de las habilidades fundamentales de la inteligencia ejecutiva es la atención, y en ella influyen nuestras preferencias. Cuando estamos estudiando, cuando buscamos trabajo, es importante conocerlas, ya que influyen en nuestra forma de interactuar con la realidad va a depender de esto. Cuando realizamos orientación las tenemos en cuenta, porque nos dan muchas pistas de hacia donde quiere ir una persona. Podemos saber como funciona una mente, podemos entrenarla y saber cómo rendir mejor. En este caso hablaremos del Modelo Cerebro Total (whole-brain method) de Ned Herrmann.

El modelo de Cerebro Total es un modelo mental que sugiere que las personas tenemos preferencias en los modos de pensamiento. Como solemos decir “la cabra tira al monte”, es decir, tenemos maneras de pensar que nos satisfacen mas y que parecen naturales para nosotros. Nuestra educación y personalidad aprendidas influyen en esto, pero también nuestras estructuras mentales. Estas maneras del pensamiento pueden cambiar a menudo como resultado de importantes experiencias emocionales, de las transiciones de la vida y de otras interiorizaciones importantes. Las preferencias de pensamiento describen los patrones de aquello a lo que preferimos prestar atención y a lo que no.

No olvidemos un bucle importante: el cerebro condiciona las experiencias, pero las experiencias escogidas pueden modificar y condicionar la estructura del cerebro.

Cuando estamos estudiando, y escogemos una carrera, o hasta un determinado trabajo, debemos tener en cuenta estas preferencias de pensamiento. ¿Y por qué es clave tenerlas en cuenta? Porque cuando pensamos o funcionamos sin tenerlas en cuenta, aunque pongamos interés o pongamos muchas habilidades en juego, es mas probable que nos encontremos incómodos, haya un desajuste…que “no sabes lo que es”, y esta falta de sincronía hace que bajemos la intensidad, y el proyecto cada vez nos motive menos.

El Modelo de Cerebro Total de Ned Herrmann nos ofrece un “coqueteo” para analizar las preferencias de pensamiento personales, algo fundamental para conocernos mejor y saber en que campos y contextos estaremos más cómodos.

Una vez que un individuo entiende sus preferencias de estilo de pensamiento, tiene abierta la puerta para mejorar la comunicación, el liderazgo, la gestión, la resolución de problemas, la toma de decisiones y otros aspectos del desarrollo personal e interpersonal.

[mk_image src=”http://futurea.es/wp-content/uploads/2014/07/cerebro-total_hermann.jpg” image_width=”800″ image_height=”350″ crop=”false” lightbox=”false” frame_style=”border_shadow” target=”_self” caption_location=”inside-image” align=”center” margin_bottom=”10″]

En su modelo de la dominación del cerebro, Herrmann identifica cuatro modos o estilos del pensamiento:

 Lógico/Analítico

Palabras clave: lógico, efectivo, critico, técnico y cuantitativo.

Actividades preferidas: recoger datos, análisis, entender como las cosas trabajan, juzgar ideas basadas en hechos, criterios y el razonamiento.

Secuencial/Organizador

Palabras clave: deposito, estructurado, organizado, complejidad o detallados,

Actividades preferidas: asumir órdenes, buscar la perfección, solucionar el problema paso a paso, la organización y la puesta en practica.

Interpersonal/comunicador

Palabras clave: kinestésico, emocional, espiritual, sensorial.

Actividades preferidas: escuchar y expresar ideas, buscar el significado personal, la entrada sensorial, y la interacción del grupo.

Imaginativo/visionario

Palabras clave: Visual, holístico, intuitivo, innovador, y conceptual.

Actividades preferidas: Mira el conjunto, toma la iniciativa, asume desafíos, hace representaciones visuales, pensamiento holístico, desatasca con soluciones creativas, y tiene pensamiento a largo plazo.

 

Su teoría se inspiro en la investigación laterilization left-right del cerebro de Roger Wolcott Sperry, Roberto Ornstein, Henry Mintzberg y Michael Gazzaniga (1975), para reflejar como los individuos piensan y aprenden.

Herrmann también fue el primero en utilizar el concepto Pensamiento entero del cerebro como descripción de la flexibilidad al usar los estilos de pensamiento que uno puede cultivar en individuos o en organizaciones permitiendo el uso circunstancial de los cuatro estilos del pensamiento.

Lo que me interesa de este modelo es que habla de preferencias (no capacidades, competencias o habilidades). Se pueden resolver problemas intuitivamente, pero el desarrollo de algo muy importante, los criterios de evaluación (para actuar en la realidad del día a día) al final pasa por hacer caso o ver hasta que modo son inteligentes para nosotros estas preferencias que usamos cuando actuamos. Nuestras preferencias influyen decisivamente, para bien o para mal, en la forma de relacionarnos, analizar la información, resolver problemas y tomar decisiones en el entorno.

Estas cuatro áreas se recombinan y forman cuatro nuevas formas de pensamiento: A-B del hemisferio izquierdo con pensamiento realista y del sentido común. C-D del hemisferio derecho idealista y kinestico. A-D pragmático. B-C instintivo y visceral que incluye el sistema Limbico.

Te invito a que analices en que estilo de pensamiento estás más reconocido, y a que pienses si es el mas útil en el ejercicio de un determinado rol. Yo por ejemplo soy imaginativo, pero mi rol externo en la empresa me exige muchas veces utilizar el lógico-analítico. Como en todas estas clasificaciones no hay buenas o malas preferencias, lo que hay son preferencias mas o menos adaptadas a una situación, trabajo o entorno. El perfil de preferencias cerebrales no mide la competencia o inteligencia de la persona. Una persona con una preferencia de cerebro derecho puede llevar perfectamente una tarea de administración o contabilidad. El problema es que se sentirá frustrada o no sentirá que está en su elemento.

La preferencia es una cuestión de atracción, interés y gusto. Con esto sabemos que la excelencia solo puede alcanzarse en nuestros sectores de preferencia, sencillamente porque las personas tienen mas éxito en aquello que mas les gusta. El elemento de compromiso y dedicación, que es clave para conseguir la excelencia, solo se tendrá en su máximo nivel cuando realizamos una actividad que esta en una de nuestras fuertes preferencias cerebrales.

, , , , , , , , ,
Entrada anterior
Ideas para emprender
Entrada siguiente
El test de la creatividad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú
error: Content is protected !!