Logo Futurea

Por Georgina Giné

¿No te pasa que muchas veces no sabes como gestionar tu tiempo cuando buscas trabajo?

Claro, como no tienes “oficina” para ir y ponerte a buscar…la oficina es tu casa, se te echa el tiempo encima. ¿A que sí? La nevera puede ser tu mejor amiga, las “cosas malas” del ordenador también, o sino tu simple móvil con sus mil utilidades se puede acabar convirtiendo en tu peor enemigo. Cuando hemos perdido entrenamiento se nos puede pasar por la cabeza muchas cosas, como por ejemplo: que empecemos a buscar compulsivamente sin saber donde hacer llegar nuestro CV, que hayamos cambiado nuestros hábitos de tal forma que pensemos que para buscar empleo ya tendremos tiempo, que ahora toca vivir un tiempo de nuestras ‘vacaciones obligadas’ o que simplemente nos quejemos al mundo de que es injusto “porque no hay trabajo”. Todo esto puede pasar, si lo que haces es de verdad lo que deseas hacer. Si por el contrario las horas se te pierden, no sabes como organizarte, no sabes a qué horas ni donde buscar trabajo, déjanos darte algún consejo.

La búsqueda de trabajo es un trabajo, y por ello, hay que dedicarle el mismo tiempo que una jornada laboral: y es que la búsqueda de empleo es tan importante como trabajar si es que no lo estamos haciendo. Por eso, tenemos que marcarnos una rutina y unos horarios, sin estresarnos pero sin apalancarse hasta que estos horarios se conviertan en un hábito. La idea es que si cambias tus hábitos poco a poco se sostienen en el tiempo, y ten en cuenta que hay millones de cosas que influyen en los tuyos: tus creencias, tu contexto, tu casa, etc…¡mira bien que puede cambiar para que mejore tu disposición en esto!

Cuanto más tiempo creemos tener, por lo general, peor sabemos administrarlo: el ‘ya lo haré’ se hace cada vez más frecuente y es fácil acostumbrarse a las malas rutinas. El día tiene 24 horas y cuando nos levantamos aún quedan muchas horas por delante, pero en un abrir y cerrar de ojos, ya estamos a punto de irnos a la cama. Las personas funcionamos así, tenlo en cuenta. Un recurso que es escaso, siempre se organiza y aprovecha mejor.

Así mismo, también pasa lo contrario, ponerse nada más levantarse delante del ordenador y empezar a echar currículums ‘a la babalá’, sin saber donde los estamos enviando. Esto tampoco es bueno, debemos saber seleccionar y escoger donde queremos que llegue nuestro currículum.

Lo que quiero decir con eso es que con esos cambios de hábitos cuando uno se queda sin trabajo, también cambia su actitud, y se puede caer en la ansiedad y la frustración. Según Marian Jiménez, en Inzzegra, se deben seguir una serie de consejos para que esto no pase:

Para empezar, nos aconseja planificarnos. Como habíamos dicho antes, tenemos que marcarnos unas rutinas sabiendo que tenemos que hacer en cada momento del día, organizar el tiempo para buscar empleo u organizar las actividades de ocio, todo ayudará a nuestra motivación.

  • Otro de los consejos es la disciplina, es decir, trabajar a tope en nuestra búsqueda de trabajo cumpliendo los objetivos marcados; también es positivo leer y aprender, mantener activo nuestro cerebro y así, ir reciclando nuestros conocimientos. Además, no está de más aprender otras cosas fuera de nuestro entorno formativo, aunque no tenga nada que ver con lo que nos dedicamos, algo que siempre nos ha gustado hacer pero que nunca hemos tenido tiempo, como estudiar pintura o repostería.
  • Y otros dos consejos: hacer deporte y establecer relaciones sociales, dos puntos importantísimos en nuestra vida, ya tengamos trabajo o no. Hacer deporte combate el estrés y mantener lazos sociales puede ayudarnos a encontrar trabajos, ya que muchas de las ofertas nos pueden llegar a través de boca-oreja de amigos o familiares. Además, de la misma forma que es importante tener nuestro tiempo establecido para buscar trabajo, también es importante tenerlo para hacer actividades de tiempo libre.

Hoy en día, gracias a las redes sociales estamos en contacto con medio mundo, tenemos que aprender a sacarle partido, no son sólo una herramienta para saber que hace nuestro vecino o con quien se ha casado la compañera de clase que sacaba buenas notas, sino que debemos aprovecharlas. Existen redes como Linkedin que son especiales para publicar nuestro currículum y ponernos en contacto con las empresas y personas que nos interesen, o Facebook y Twitter, donde muchas veces se publican ofertas, noticias y posts anunciando que se necesita gente para trabajar.

En Futurea os ayudamos a crear rutinas, y a apoyaros en herramientas web y tecnológicas que os sirvan para ampliar vuestras oportunidades, llegar a más empresas y por lo tanto incrementar vuestro número de entrevistas. Es cuestión de plantear retos, nuevos hábitos, o mejores que nos reporten mejores resultados….y con paciencia todo llega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú
error: Content is protected !!